Disimular el pecho para un crosplay Parte 2

Alois Trancy 8

Si quieres ver el blog original, da click aquí.

ESPARADRAPO

Método algo bruto y, sinceramente, poco sano, que se debe utilizar sólo cuando se tenga que ver parte del pecho (llevando una camisa o un kimono algo abiertos, por ejemplo). Aún así, si se va con cuidado, no tiene porqué pasar nada malo, y el efecto es muy bueno en pechos pequeños (no tanto en pechos grandes, en los que la curva seguirá siendo muy visible). De nuevo, hay que utilizar sólo esparadrapo de farmacia o deportivo, específico para ir sobre la piel, nada de cintas adhesivas de bricolaje o cualquier otra burrada.

Aquí el paso a paso, que se debe realizar sobre la piel limpia y seca, sin cremas ni maquillaje de por medio (que harían que el esparadrapo no se enganchara bien):

1- Proteger los pezones, que no queréis haceros daño ahí. Podéis usar de esos tapapezones adhesivosque venden en algunas tiendas, o simplemente un poco de papel higiénico o algodón pegados con esparadrapo (evitando hacer un bulto demasiado notable).

2- Pegar una tira vertical de esparadrapo un poco en el interior del pezón. Servirá de base para pegar el resto del esparadrapo, evitando en cierta medida que se arrastre el pegamento.

3- Ir pegando tiras horizontales de esparadrapo desde la tira vertical hacia la espalda, empujando el pecho hacia la axila. Hay gente que se da la vuelta entera por la espalda hasta el otro pecho, pero yo lo encuentro algo incómodo y prefiero llegar solo a un tercio de la espalda. De todos modos, esto cambia según las medidas de cada cual, y habrá que ir pegando tiras hasta sentir el pecho bien sujeto. Una vez todas puestas, se puede poner otra tira vertical donde estaba la primera, para asegurar las puntas de las horizontales.

4- Al ponerse el traje, habrá que asegurar la ropa con un par de tiras de esparadrapo (normal doblado o de doble cara) sobre el invento, evitando que la ropa se mueva y se vea el truco. Si notas que la piel del escote te pica o tira mucho, ponte algo de crema hidratante.

La fiesta viene cuando toca quitar todo ese esparadrapo. No voy a mentir, claro que duele, pero si se hace bien solo queda una rojez en la piel que desaparece al cabo de una horas (nada de heridas y cicatrices como he leído a alguna gente, a no ser que tengas la piel hipersensible, pero en ese caso ya ni te plantees usar este método). Lo mejor para quitar el esparadrapo es hacerlo bajo una ducha bien caliente, con mucho jabón o aceite corporal para ir quitando el pegamento, y sobretodo paciencia, mucha paciencia. Con los dedos, frotando con el jabón o el aceite como he dicho, ves separando el esparadrapo de la piel muy poco a poco, sin pegar tirones. Tardarás más o menos, pero podrás quitar el esparadrapo sin hacerte daño.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Tutoriales. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s